“Si agitación, Haloperidol”

 

 

 

     ¿ Cuántas veces a lo largo de nuestras prácticas clínicas hemos leído la frase, “si agitación nocturna haloperidol”? El Síndrome Confusional Agudo es una de las complicaciones potenciales más importantes que pueden aparecer durante la hospitalización del paciente geriátrico. Su importancia radica tanto en su alta incidencia y prevalencia como en su pronóstico.

 

          No podemos olvidarnos de los aspectos más característicos de este cuadro confusional que nos permitirán reconocerlo y diferenciarlo de otros trastornos como la demencia.Es agudo puesto que se instaura en días o en pocas horas. Reversible, puesto que con tratamiento etiológico precoz puede remitir. Fluctúa en el tiempo y empeora sobre todo durante la noche, de ahí que con bastante frecuencia encontremos neurolépticos como el Haloperidol si agitación en las hojas de tratamiento de pacientes de riesgo.

 

        Etiología multifactorial, normalmente el SCA aparece en pacientes polimedicados, con pluripatología, retención urinaria, edad avanzada, fecalomas… Por ello a continuación me gustaría analizar un caso real, indicaré tras el análisis de su historia clínica y evolución cada una de las causas o factores de riesgo por las que el paciente podría desarrollar un SCA durante su estancia en la Unidad de Recuperación Funcional del Hospital La Paz- Cantoblanco.

Factores de riesgo de aparición durante la hospitalización en la unidad de Síndrome Confusional Agudo.

1.       Edad avanzada (91 años)

2.       Retención urinaria de repetición durante el ingreso.

3.       Reagudización de Insuficiencia Renal Crónico.

4.       SCA previos

5.       Estreñimiento e impactación fecal

6.       Dolor nocturno que interfiere con sueño

7.       Deshidratación

8.       Analgésicos de tercer escalón + polifarmacia

9.       Comorbilidad durante ingreso: insuficiencia respiratoria, insuficiencia renal aguda, infección del tracto urinario y anemia.

10.   Situación aguda del paciente.

11.   Alteraciones analíticas: hiponatremia y anemia (valor de hemoglobina bajo).

12.   LA PROPIA HOSPITALIZACIÓN.

 

        Por lo tanto parece claro que el tratamiento será etiológico, corrección de desequilibrios, colocación de sonda vesical si retención urinaria, si dolor analgésicos, revisar el tratamiento farmacológico, extracción de fecalomas, hidratar correctamente al paciente…Sin olvidarnos de medidas medioambientales puesto que el ingreso es un gran estresor en el paciente geriátrico.

 

   Para profundizar sobre el SCA: http://www.segg.es/tratadogeriatria/PDF/S35-05%2018_II.pdf

 

Mis agradecimientos a la Dra. Murillo (Geriatra, Servicio de Geriatría del Hospital La Paz- Cantoblanco) que se involucra de forma activa en nuestra formación como futuras “enfermeras geriátricas”.

 

Alba Blázquez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: