Prácticas clínicas de enfermería geriátrica

Mi rotatorio en la unidad de geriatría está llegando a su fin. Después de casi 3 semanas he podido hacerme una idea de lo que conlleva trabajar con los pacientes de este servicio. Esta experiencia me ha enriquecido y me ha preparado un poco más para poder desarrollar mi acitividad profesional en el futuro. Del mismo modo, ha supuesto una grata sorpresa en lo que se refiere al plano personal.

Una de las cosas que más me ha llamado la atención ha sido importancia de la valoración geriátrica integral. Al estudiarla en clase,  no pensé que fuera tan útil a la hora de valorar a un paciente. Además, sirve para poder plantear una serie de objetivos al enfermo para que pueda volver a su vida autónoma lo más rápidamente posible.

Al ver el trabajo que realizan las enfermeras,  me ha encantado la visión general que tienen del paciente y de su situación y cómo, de ese modo, pueden cuidarlo de la forma que se merecen. Las enfermeras que trabajan con pacientes geriátricos dan la importancia necesaria a las áreas sociales, afectivas y funcionales, algo que en mi humilde opinión, han olvidado muchas de las profesionales que trabajan con pacientes de otras edades. Creo que la valoración social es muy importante, ya que muchas veces nos preocupamos de cuidar al paciente durante su estancia en el hospital, pero olvidamos que ese paciente tiene que volver a su casa. Allí, no va a tener una sanitaria que pueda asistirle siempre y necesita adaptarse a su situación y aprender a vivir su vida de una nueva forma. Además, olvidamos que puede que esa persona no tenga donde volver tras el alta o que las condiciones del lugar donde vive no sean adecuadas para él; y creo que es en geriatría en los pocos sitios donde la enfermera se preocupa por el paciente tras su alta hospitalaria.

También es de aplaudir la labor que realizan los terapeutas ocupacionales. Trabajan con el paciente aquello que para nosotros es tan fácil de realizar como son las actividades básicas de la vida diaria. De este modo, consiguen que esas personas, al recibir el alta, sean lo más autónomas posible y no se queden sin vivir el tiempo tan bonito que les queda de vida por no poder realizar esas actividades por sí mismas. El trabajo de los terapeutas es uno de los que más me ha sorprendido, porque no sabía cuál era su función exactamente. Asimismo, desconocía la importancia su labor, la cual, conjugada con la de los otros profesionales sirve para que el paciente tenga el mayor grado de independencia que sus capacidades le posibiliten.

Las prácticas clínicas en geriatría me han proporcionado una visión general de los distintos niveles por los que puede pasar el enfermo y la labor que el profesional sanitario realiza en cada uno de ellos. Creo que lo mejor que tiene la enfermería geriátrica es la visión global que tiene del paciente y de su alrededor. En mi opinión, es de esta forma como se puede realmente realizar una buena función y cuidar a las personas de la mejor forma para que puedan vivir con la mayor calidad posible.

María Cruz Moreno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: