Nuestros mayores

Por lo general, trabajar con seres humanos resulta muy gratificante pero especialmente, en esta ocasión hacerlo con personas mayores me ha enseñado mucho a nivel personal. Supongo que es debido a su generosidad, nobleza y a la gran sabiduría que les ha aportado la experiencia de una vida.

En la actualidad, nos dejamos invadir por los compromisos laborales, sociales,… y en ocasiones descuidamos aquellos que resultan ser los más elementales, los personales. Esto es lo que ocurre con muchos pacientes que se encuentran hospitalizados. Manifiestan que se encuentran solos y que ya no tienen deseo de continuar viviendo porque no son capaces de valerse por sí mismos ni tampoco cuentan con los recursos necesarios. Todos somos más frágiles y vulnerables cuando nos encontramos hospitalizados, por eso según me comentaron muchos de ellos, notar nuestra presencia en las habitaciones cobra un significado muy importante, ya que les confiere seguridad y confianza.

Del mismo modo, las enfermeras me han enseñado cómo tratar a estas personas, que como he referido antes, muchas se encuentran desamparadas. Me han transmitido que es imprescindible establecer una relación de cercanía, en la que el paciente sienta que se encuentra en una situación de igualdad con respecto a los profesionales de enfermería.

El resultado final de este rotatorio es que se acaba y me quedo con ganas de más.

 

Paula Villar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: